viernes, 30 de noviembre de 2012

LA LEY ESPAÑOLA DE PROPIEDAD INTELECTUAL ES TORPE, INJUSTA Y DISPARATADA.


LA LEY ESPAÑOLA DE PROPIEDAD INTELECTUAL ES TORPE, INJUSTA Y DISPARATADA.

Inservible para los escritores, la Ley de Propiedad Intelectual es un monstruo, una hidra espantosa, que consiente a las editoriales españolas estafar cotidianamente a los escritores, desarma penalmente a los autores, no penaliza los incumplimientos de contrato por parte de las editoriales (prácticamente ninguna cumple sus contratos) e impide activamente que la literatura española brille en el mundo.

Para escribir algo como “El señor de los anillos” (o el estúpido “Código da Vinci”) hay que investigar durante años, fabular otro tanto y, luego, trabajar arduamente en la redacción (que nunca es un trabajo lineal). Ningún escritor español puede hacer tales cosas, porque las editoriales racanean para pagarle sus derechos, que ningún escritor llega a cobrar más que en una mínima proporción. “Los pergaminos cátaros” (que llegó a la tercera edición), es una novela que me costó muy cara. Entonces podía pagarlo y viajé algún tiempo investigando por el sur de Francia y pasé varios días en el Valle de Arán. Pero lo que me pagó Roca Editorial por todas las ediciones de esta novela no cubre ni la tercera parte de lo que invertí para escribirla.


Que todas, o casi todas, las editoriales de Barcelona hacen lo mismo lo comprendí con la siguiente anécdota: Tras demostrarme los abogados que Blanca Rosa Roca Asensio me estaba estafando, hablaba con una escritora que había vendido el año anterior más de un millón de copias de un libro, y le pregunté si le pagaban puntualmente. Respondió que sí… “Imagina, hace unos días he recibido una transferencia de 700.000 euros”. Pero un millón de copias de un libro, vendido a más de veinte euros, tenía que haberle generado unos derechos de más de DOS MILLONES DE EUROS. Así se lo indiqué a la escritora, preguntándole por qué no reclamaba lo que le correspondía. “¡Qué barbaridad! -me respondió-, ¿Pretendes que reclame y no vuelvan a publicarme nunca más”.

Así proceden, por lo visto, casi todas personas que escriben libros en España. Por las preguntas que las editoriales te hacen antes de publicarte, las editoras no quieren escritores que pretendan vivir de su trabajo. Buscan actores, presentadores, jueces, famosillos  y demás, que escriba n libros como hobby, en horas de recreo. Descartan a los escritores que, como yo, respeten su oficio y quieran –lógicamente- vivir de él. He pasado treinta años escribiendo como un poseso, creyendo que estaba asegurándome una vejez confortable. Ya soy viejo y esas dos editoriales me han robado lo suficiente como para convertirme en un mendigo. Estoy en la recta final de mi vida y ya no me importa nada. Si esas dos editoriales (a las que he denunciado numerosas veces en los medios) deciden demandarme, quizá me llevarían a la cárcel pero no sacarían nada de mí, porque sólo poseo mi cuerpo cansado. Pero no me demandarán (ya lo habrían hecho), porque no pueden demostrar ante ningún tribunal que me hayan pagado mis derechos completos.


Es curioso el caso de las dueñas de estas dos editoriales que me dejaron en la miseria. La de Editorial el Cobre se llama Miriam Tey; cuando nadie quería escribir para ella en Barcelona porque todos conocían el pié de que cojeaba, me abordó en Madrid diciéndome con mucho bombo que había sido “Directora General de la Mujer” (creyendo, por lo visto, que tal pasado le daba patente de corso). Me estafó desde el inicio, mediante unos contratos redactados de manera muy tramposa, con evidente voluntad de quedarse con mis derechos gratis. La otra, llamada Blanca Rosa Roca Asensio, es sobrina del gran comunicador muerto y, al parecer, se cree con derechos divinos de pernada. Ya desde el comienzo destapó sus cartas; al bromear yo sobre la cláusula de sus contratos que me obligaban a litigar en Barcelona en caso de necesitar hacerlo, replicó: “Tendrás que litigar en Barcelona, porque allí tengo a los jueces en un puño”.

La mayoría de las editoriales (principalmente las catalanas) presentan a sus autores cuentas enredadas, generalmente sobre sus operaciones con los distribuidores, en vez de decir sencillamente (tal como indican los contratos): “Has vendido tantos libros y el 10% (o el 8%) que te corresponde representa tanto”. En vez de eso, lían a los autores con escritos y liquidaciones ininteligibles, y en consecuencia ninguna paga lo que debe pagar. TODOS los comunicadores de Barcelona lo saben, pero, por corporativismo, ninguno denuncia este insoportable estado de cosas,  ya que varios grandes medios poseen editoriales propias.


Se trata de un daño irreparable no sólo a los escritores, sino a la calidad de la literatura española contemporánea. A mí me lo han infligido Roca Editorial y Editorial el Cobre. Entre las dos me han robado algo más de 210.000 euros, dejándome en la miseria y obligándome a vivir como un indigente. Apenas puedo pagar un subarriendo, tengo que comer a diario en el albergue de las hermanitas de los pobres y jamás puedo comprar ropa. Pero un abogado que quiso ayudarme al ver que las pruebas eran concluyentes, se topó con que la ley española de propiedad intelectual es un bodrio completamente inútil para los escritores. Tras dos intentos muy elaborados y argumentados de presentar denuncias, la propia Policía Nacional le informó de que eran intentos inútiles. “Lo más que ordenarán los jueces es un juicio de faltas, donde quizá condenarían a las editoras a una multa, pero jamás las obligarán a devolver lo que han robado a Luis Melero”.

Ahí está la madre del cordero. La Ley de Propiedad Intelectual no considera delitos penales los incumplimientos de contrato de las editoriales con sus autores. La interpretación legal de la ley hace que los jueces nos considera a los escritores simplemente asalariados de las editoriales. De manera que, en vez de juzgar el incumplimiento flagrante del contrato (que sería lo razonable), los jueces nos consideran a los escritores como trabajadores cuyo salario hubieran retrasado sus empleadores.


Ningún escritor protesta, por las razones esgrimidas por la escritora de la anécdota ya descrita. De modo que  vemos a escritores muy establecidos que tienen que escribir artículos en prensa (o actividades semejantes) para sobrevivir. Y el resultado final es que actualmente no tenemos literatos en el sentido de oficiantes-sacros de la palabra, que es como nos considera la tradición. Ahora, nadie diría en España que es un escritor que podría escribir “Harry Potter”. Sería demasiado trabajo sin cobrar.

Estoy publicando notas en twitter, a ver si antes de morir consiguiera que algún político decente comprenda que la Ley de Propiedad Intelectual de 1996 debe ser revisada a fondo. POR FAVOR, AUYUDADME EN ESTA LUCHA, tanto en twitter como en cualquier medio que se os ocurra. Por si queréis decir algo a los diputados, incluyo a continuación las direcciones de internet de todos los parlamentarios actuales:


miguel.cortizo@congreso.es, angelinacosta@congreso.es, gabriel.echavarri@congreso.es, odon.elorza@congreso.es, odonelorzag@gmail.com, eesteve@congreso.es, sebastian.franquis@congreso.es, puerto.gallego@yahoo.es, guillem.garcia@congreso.es, valeriano.gomez@congreso.es, francisco.gonzalez@congreso.es, manuel.gonzalez@congreso.es, gonzalezramos.manolo@gmail.com, mariagv@congreso.es, juanluisgordo@congreso.es, vicente.guillen@congreso.es, miguel.heredia@congreso.es, patricia.hernandez@congreso.es, sofia.hernanz@congreso.es, antonio.hurtado@congreso.es,leire.iglesias@congreso.es, trinidad.jimenez@congreso.es, felix.lavilla@congreso.es, parlamentoabierto.soria@gmail.com, diegolgarrido@congreso.es, luis_lopez_jimenez@yahoo.es, pilar.lucio@congreso.es, cesar.luena@congreso.es, eduardo.madina@congreso.es, guadalupem@congreso.es, pablo.martin@congreso.es, pepemolmos@congreso.es, guillermo.meijon@congreso.es, guillermomeijon@escoladeferrado.es, victor.morlan@congreso.es, jmoscoso@congreso.es, pedromg@congreso.es, cristina.narbona@congreso.es, leire.pajin@congreso.es, manuel.pezzi@congreso.es, antonio.pradas@congreso.es, antoniopradastorres@dipusevilla.es, joaquim.puig@congreso.es, ximopuig@gmail.com, elvira.ramon@psoe-granada.com, elvira.ramon@psoe-granada.com, joan.rangel@congreso.es, isabel.rodriguez@congreso.es, mariajose.rodriguez@congreso.es, soraya.rodriguez@congreso.es, inma.rodriguezpinero@congreso.es, susana.ros@congreso.es, jruiz@tinet.org, consuelo.rumi@congreso.es, lcsahuquillo@congreso.es, nachosamor@congreso.es, mamen.sanchez@congreso.es, pedro.saura@congreso.es, laura.seara@congreso.es, felipe.sicilia@congreso.es, carmela.silva@congreso.es, rsimancas@congreso.es, susana.sumelzo@congreso.es, jandres@congreso.es, antoniotrevin@yahoo.es, luis.tudanca@congreso.es, evalenciano@congreso.es, magdalena.valerio@congreso.es, vazquezmorillo@gmail.com, marti.barbera@congreso.es, carles.campuzano@gmail.com, lourdes.ciuro@congreso.es, feliujoan.guillaumes@congreso.es, jordi.jane@congreso.es,

pere.macias@congreso.es, p.macias@convergencia.cat, cparamo@roses.cat, antoni.pico@congreso.es, merce.pigem@congreso.es, imma.riera@congreso.es, marc.solsona@congreso.es, montse.surroca@congreso.es, ctarruella@congreso.es, jordi.xucla@congreso.es, jlcg2@hotmail.com, icv.congreso@gpiv.congreso.es, a.delasheras@congreso.es, alberto.garzon@congreso.es, cayo.lara@congreso.es, gaspar.llamazares@congreso.es, joanj.nuet@congreso.es, jjnuet@gmail.com, gaspar.llamazares@congreso.es, laia.ortiz@congreso.es, ricardo.sixto@congreso.es, chesus.yuste@congreso.es, pedro.azpiazu@congreso.es, enrique.sostres@congreso.es, joan.baldovi@congreso.es, alfred.bosch@congreso.es, teresa.jorda@congreso.es, rafael.larreina@congreso.es, ana.oramas@congreso.es, pedro.quevedo@congreso.es, carlos.salvador@congreso.es, pedro.quevedo@congreso.es, carlos.salvador@congreso.es, jtarda@congreso.es, iker.urbina@congreso.es, juan.abad@congreso.es, ramon.aguirre@congreso.es, juan.albendea@congreso.es, celia.alberto@congreso.es, alfonso.alonso@congreso.es, josemariaalonsoruiz@hotmail.com, cayetana.alvarez@congreso.es, maria.angulo@congreso.es, c.aragones@congreso.es, maria.ares@congreso.es, masian@hotmail.com, ignacio.astarloa@congreso.es, fatima.banez@congreso.es, leopoldo.barreda@congreso.es, jose.beneyto@congreso.es, mjbonilla@congreso.es, tomas.burgos@congreso.es, federico.cabello@congreso.es, celia.villalobos@diputada.congreso.es victor.calvosotelo@congreso.es, susana.camarero@congreso.es, maria.carreno@congreso.es, pablocasadoblanco@gmail.com, scervera@congreso.es, margarita.cid@congreso.es, pilar.cortes@congreso.es, pcortes@unizar.es, ignacio.cosido@congreso.es, celso.delgado@congreso.es, gelorriaga@congreso.es, elorriaga.gabriel@gmail.es, antonio.eiras@congreso.es, carolina.espana@congreso.es, cereina2011@gmail.com, efajarnes@congreso.es, maravillas.falcon@congreso.es, alejandro@pptarragona.com, jorgefd@congreso.es, eduardo.fgarcia@congreso.es, vicente.ferrer@congreso.es, carlos.floriano@congreso.es, agueda.fumero@congreso.es, pp@elprat.cat, joaquingd@congreso.es, pablo.garcia@congreso.es, jgarcialegaz@congreso.es, a.gtizon@congreso.es, ignacio.gil@congreso.es, angel.gonzalez@congreso.es, gpons@congreso.es, marta.gonzalez@congreso.es, sgvazquez@congreso.es, jcgraureines@gmail.com, ,antonio.gutierrez@congreso.es, silvia.heredia@congreso.es, rhernando@congreso.es, hoyobelen@gmail.com, olga.iglesias@congreso.es, belen.juste@congreso.es, paz.lago@congreso.es, ignacio.landaluce@congreso.es, maria.lara@congreso.es, jose.lgarrido@congreso.es, jose.lopezgarrido@hotmail.es, rociolopeztoledo@congreso.es, german.lopez@congreso.es, fernando.lopez@congreso.es, teofilo.luis@congreso.es, anamadrazo@congreso.es, guillermomariscal@congreso.es, teofila.martinez@congreso.es, jose.martintoledano@congreso.es, jmatari@congreso.es, pmatos@congreso.es, aranzazu.miguelez@congreso.es, mario.mingo@congreso.es, francisco.molinero@congreso.es, fmolinero@interbook.net, mmontesinos@congreso.es, cristobal.montoro@congreso.es, montserrat@congreso.es, manuel.mora@congreso.es, tristana.moraleja@congreso.es, ramon.moreno@congreso.es, ruben.moreno@congreso.es, moroalma@usal.es, carlos.munozobon@congreso.es, eugenio.nasarre@congreso.es, jaime.olano@congreso.es, jaimedeolano@gmail.com, jesus.posada@congreso.es, aprada@pprada.es, gabino.puche@congreso.es, blanca.puyuelo@congreso.es, blancapuyuelo@hotmail.com, carmen.quintanilla@congreso.es, felicidad.rodriguez@congreso.es

miércoles, 28 de noviembre de 2012

LOS ESCRITORES ESPAÑOLES SOMOS SUICIDAS ESTÚPIDOS.

PUBLICAMOS DONDE PROHÍBEN EL ESPAÑOL Y NOS ROBAN.

PUBLICAMOS DONDE ENSUCIAN DELIBERADAMENTE NUESTROS MANUSCRITOS, POR SU PROPÓSITO DE ROMPER ESPAÑA.

Los llamados "editores" del Emporium de la edición española nunca usan el español en su vida académica, porque las autoridades prohíben y hasta persiguen a quienes quieren estudiar o usar académicamente el español.

Por ello, su uso coloquial del idioma es torpe, aunque hayan estudiado filología. Porque el verdadero dominio literario del idioma nunca puede basarse en el estudio, porque la lengua viva se usa, aprende y destila en el uso cotidiano. Por ello (y a lo mejor de "buena fe") los correctores editoriales en Barcelona cometes errores monumentales, de manera que "ensucian" semánticamente los originales en lugar de limpiarlos.

Además, incurren en la peor de las prácticas en literatura:

Utilizar el texto como medio de adoctrinamiento y catequización política, POR ORDEN DE CONVERGENCIA Y UNIÓN Y LA GENERALITAT

Es inaceptable y condenable encontrar en muchos textos "aportaciones" de los "editores correctores" en el sentido de reivindicar la partición de España bajo el supuesto de que haya existido en el pasado un estado que nunca ha existido. Me cuentan amigos franceses y alemanes, que escriben novelas de la moda historicista actual,  que han encontrado en las traducciones de sus textos la siguiente barbaridad: CADA VEZ QUE EL RELATOR O LOS PERSONAJES DE SUS NOVELAS SE REFIEREN AL REINO DE ARAGÓN, LOS TRADUCTORES CATALANES PONEN "CATALUÑA", QUE NUNCA FUE UN ESTADO (pese a las mentiras de CIU) NI ERA MUY CONOCIDO ESE TERRITORIO EN LA EDAD MEDIA, AL MENOS NO COMO CARCASONA, ZARAGOZA O BARCELONA. 


Esta intolerable  falta de respeto a los autores se está cometiendo habitualmente en las editoriales de Barcelona.

POR EL PRESTIGIO, EL BRILLO Y LA CALIDAD DE LOS LIBROS EN ESPAÑOL, LA EDICIÓN EN ESPAÑOL NO PUEDE SEGUIR CENTRADA EN BARCELONA.

LOS ESCRITORES DE LA GENERACIÓN ACTUAL COMETEREMOS UNA ESPECIE DE SUICIDIO INDUCIDO DEL PRESTIGIO INTERNACIONAL DE LA LITERATURA ESPAÑOLA SI NO DEJAMOS DE PUBLICAR EN BARCELONA.

ADEMÁS, COMO SABEN DE SOBRA LOS PERIODISTAS Y OPINANTES DE BARCELONA, TODOS LOS ESCRITORES SOMOS DEFRAUDADOS EN BARCELONA EN EL PAGO DE NUESTROS DERECHOS DE PROPIEDAD INTELECTUAL. MUY POCAS EDITORIALES PAGAN EL 8 O EL 10 POR CIENTO CONTRATADOS CON SUS ESCRITORES. CASI TODAS LAS EDITORIALES LOS ENGAÑAN CON CUENTAS CONFUSAS, JAMÁS BASADAS EN EL VERDADERO PRECIO DE VENTA AL PÚBLICO, SINO (ILEGALMENTE) EN LOS ACUERDOS PARTICULARES REALIZADOS CON LOS DISTRIBUIDORES.

De manera que las mayoría de las editoriales de Barcelona nos pagan sólo algo menos del 30% de lo que verdaderamente nos corresponde.  


EN MI CASO CONCRETO, EDITORIAL EL COBRE ME ROBÓ 99.000 EUTORS DE MIS DERECHOS POR EL LIBRO "CÁTAROS" QUE DISTRIBUYÓ EL CÍRCULO DE LECTORES.
Roca Editorial me ha robado unos 125.000 euros de4 mis derechos de propiedadx intelectual por mis novelas La desbandá, Oro entre brumas, Los pergamionos cátaros y El ocaso de los druidas.

Llevo seis años clamando ante el Parlamento, el gobierno, el ministerio de industria, el de4fensor del pueblo, la casa real, la policía y la generalitat. NADIE ME AYUDA MÁS ALLÁ DE RECOMENDARME "DENUNCIAR".
Pero ninguna denuncia en este sentido vale de nada en España, porque la Ley de Propiedad Intelectual de 1996 no defiende penalmente el derecho de los escritores a cobrar. NINGUNA EDITORIAL SERÍA CONDENADA POR NO PAGAR. NINGUNA EDITORIAL SERÍA CONDENADA A DEVOLVER LO ROBADO A UN ESCRITOR. A lo más que condenan a estas editoriales tramposas es a una multa, sin obligarlas a devolver lo robado a sus dueños los escritores, porque estos delitos los juzgan tribunales de faltas y no penales.

ADEMÁS DE EXPULSAR A LAS EDITORIALES CATALANAS DE NUESTRAS EDICIONES, HAY QUE EXIGIR AL PARLAMENTO QUE LA LEY DE PROPIEDAD INTELECTUAL SEA REORGANIZADA DE INMEDIATO PARA QUE SE RECONOZCA PENALMENTE NUESTRO DERECHO A COBRAR LO PACTADO EN CONTRATOS.

miércoles, 21 de noviembre de 2012


Contra viento y marea, a fuerza de tesón y empeño, y con la firme convicción que asiste a los elegidos, Cristóbal Colón consiguió emprender y coronar con éxito uno de los proyectos más ambiciosos de la Historia de la Humanidad: El descubrimiento del Nuevo Mundo a través de las mares océanas.


La epopeya colombina y su protagonista han sido objeto de innumerables estudios, análisis y recreaciones sin que, todavía hoy, los historiadores y expertos en la materia hayan logrado un acuerdo sobre la sucesión de los hechos ni la personalidad del Almirante.

Viajero infatigable también, Luis Melero ha buceado en estas páginas entre la realidad y la leyenda del Colón histórico y mítico a un tiempo para, con gran pulso narrativo, sumergirnos en los entresijos de la época y acercarnos al personaje en su rutina diaria, sus obsesiones y sus relaciones con los reyes, la Iglesia y la sociedad del momento.

“Si misteriosa fue su vida antes de 1492, se llevó el secreto a una aún más recóndita tumba oculta… El cuerpo de quien quiso ser un mito, y consiguió serlo, ha alcanzado el destino supremo de los héroes mitológicos: que podamos sentir la tentación de dudar que haya existido en realidad la persona, aunque no dudemos de la existencia incuestionable del personaje”.

viernes, 9 de noviembre de 2012

jueves, 1 de noviembre de 2012

PRONTO, LECTURA GRATIS DE LA PRIMERA DE ENTREGA DE MI NUEVA NOVELA


Muy pronto (en cuanto termine de revisarla), podréis leer aquí gratis la rpimera entrega de mi noVELA CIEGO.

ES UNA DRAMÁTICA HISTORIA QUE TRANSCURE DESDE LOS PRIMEROS PASOS DE LA DEMOCRACIA HASTA EL FINAL DEL SIGLO.

Se escenifica casi completamente en Brasil y hay muchas escenas del rito UMBANDA.